Llevo mucho tiempo dándole vueltas a la idea de incorporar un blog a mi web. Un lugar donde escribir un breve diario de mi vida como creativo. Los libros que leo, los que son imprescindibles para mí, anécdotas en los rodajes, mis motivaciones, de donde saqué algunas de las ideas para mis historias, etc.

Pues bien, tras dilatarlo mucho, hoy es el día en el que inauguro esta sección de mi web y no encuentro mejor manera de hacerlo que con el último libro que he leído (regalo de mi chica, Cecilia): Mientras escribo de Stephen King. Conocí a King como tantos otros por novelas suyas como Carrie, El Resplandor, It, La milla verde… pero la primera novela que leí del escritor fue La torre oscura, la leí en apenas una mañana, mientras hacía compañía a Cecilia en uno de los concursos de pintura a los que se presentaba. Me acerqué a la librería más cercana buscando algo con lo que pasar las horas y encontré un ejemplar solitario que parecía pedirme a gritos que me lo llevase.

Nunca creí que aquella novelita pudiese absorberme de aquella manera durante tantas horas sin dejarme levantar la vista del papel.

Ahora ha caído en mis manos el libro que nos ocupa, Mientras escribo, un libro que según el autor no quiere caer en el tópico de los tochos de los que está saturado el mercado diciéndote como debes escribir, cuando escribir, donde hacerlo e incluso cuando mear. Consigue ser un relato inspirador que rompe las cadenas de los tabúes que rodean al oficio y te pega una patada en el culo para que espabiles, ya sea que quieras intentar ser escritor profesional o simplemente lo hagas por diversión. Su lectura ha sido amena, interesante y muy fructífera. Ahonda en los entresijos que te pueden ser interesantes conocer sin necesidad de aburrirte con fórmulas y análisis continuos sobre obras y películas de otros escritores. Lo cuenta todo con una verdad pasmosa.

Tras terminar de leerlo, sé que volveré a leerlo de nuevo y que donde no he tomado notas tomaré unas cuantas. En apenas unos días, se ha convertido en uno de esos libros que debes de tener a mano siempre que tienes dudas sobre si seguir andando por la cuerda floja suspendido a más de treinta metros del suelo, o dejarte caer sobre la red que crees que aguantará tu peso en la caída.

Quizá debas dejar de leer este blog y ponerte a escribir o leer algún otro libro de provecho que te pueda ayudar, pero eso sólo es decisión tuya. Aquí sólo encontrarás mi opinión sobre una lectura que ha conseguido abrir mi mente un poquito más y ayudarme a continuar escribiendo historias.

¡Gracias señor King!